top of page

¿Qué es un perito judicial contable?

En el mundo de las finanzas y la contabilidad, los peritos judiciales contables son figuras de gran importancia. Estos profesionales poseen conocimientos especializados que han adquirido a través de rigurosos estudios superiores. Su labor es proporcionar información o su opinión a los Tribunales de Justicia sobre temas técnicos para los que se ha solicitado su dictamen.



Para convertirse en un perito judicial contable, es necesario tener una titulación que acredite tener conocimientos en el área de la contabilidad y de las finanzas, además de tener el título que acredita haber aprobado el curso de perito judicial que lo faculte para ejercer como tal. Este camino no es fácil, pero la recompensa es la capacidad de proporcionar un análisis experto que puede ser fundamental en los casos judiciales.


Uno de los servicios más demandados por los jueces es la de determinar la veracidad de las cuentas presentadas por una empresa ante los tribunales. En estos casos, la labor del perito, que es esencial, es la de proporcionar al juez argumentos o razones para la formación de su convencimiento respecto de hechos contables y financieros. Además, realizan investigaciones sobre la posible defraudación y verifican el cumplimiento de normas contables y declaraciones de impuesto.


Pero un perito judicial contable también puede ser de parte, es decir, a solicitud de unas de las partes del juicio y no del juez o tribunal. En estos casos, los peritos judiciales contables pueden ayudar a los clientes de varias maneras:

  1. Revisando documentos financieros para identificar errores, analizar datos financieros y realizar el seguimiento de discrepancias.

  2. Previendo y previniendo fraudes financieros.

  3. Informando sobre pérdidas de ingresos y daños por incumplimiento de contrato.

  4. Investigando casos comerciales complejos para minimizar el riesgo.


Por último, un punto importante para conocer el trabajo de los peritos judiciales es conocer sus honorarios. Los honorarios de los peritos judiciales en España están regulados por la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) y por el Código Deontológico del Perito Judicial. Estas normas establecen unos criterios para determinar la cuantía de los honorarios, teniendo en cuenta factores como la complejidad del caso, el tiempo invertido y la experiencia del perito.


En los procesos judiciales, una vez se ha dictado sentencia, se realiza la tasación de costas, que incluye los honorarios de los peritos judiciales. En este proceso, la parte que ha solicitado la peritación debe justificar la necesidad de la misma y presentar una factura detallada de los honorarios. Si la otra parte no está de acuerdo con la cuantía de los honorarios, puede solicitar una revisión de la tasación de costas ante el juez.



En PURA MENTA, nos enorgullece contar con peritos judiciales contables certificados en nuestro equipo. Nuestros expertos están equipados con el conocimiento y la experiencia necesarios para proporcionar análisis contables precisos y confiables. Por ello, si necesitas los servicios de un perito contable, ¡contáctanos!

bottom of page