¿Qué es y cuáles son los tipos de Neuromarketing?

Neuromarketing es el estudio del proceso de toma de decisiones del consumidor, desde que se plantea adquirir un producto o servicio, hasta que lo compra y lo disfruta. Todo a través de la ciencia, el análisis, y la tecnología. Desde siempre, el marketing ha querido medir de alguna manera el impacto de las emociones de los consumidores ante estímulos lanzados por el marketing y la comunicación. Para ello, se valió de la neurociencia, sin embargo, es ahora que se dispone, además, de tecnología suficiente, cuando esta disciplina está obteniendo increíbles resultados.

Neuromarketing auditivo. Cualquier ruido, canción, o incluso la ausencia de cualquier sonido tiene una gran influencia en nosotros. El oído humano es capaz de diferenciar unas 30.000 frecuencias diferentes y esto se ha utilizado en el marketing desde hace décadas. Un claro ejemplo del neuromarketing auditivo son los centros comerciales, donde usan la música para conseguir lo que necesiten.


  • Neuromarketing visual. En lo relativo a la percepción visual, es bastante conocida la técnica de finalizar los precios 0,99 para que parezcan más baratos, añadir la palabra “gratis”, “promoción”, “descuento” …, pero hay otras muchas que también se utilizan y que el neuromarketing estudia con el fin de dirigir al consumidor hacia la venta o hacer más eficaz el mensaje que se quiere transmitir.


  • Neuromarketing kinestésico. Este es el que percibimos a través del resto de los sentidos, es decir, del gusto, el olfato o el tacto. Cada vez se utiliza más y es debido a que el cerebro acumula distintas informaciones provenientes de dichos sentidos que pueden hacer que el cliente se decida por un producto u otro. Un ejemplo bastante común es el del conseguir un olor que te evoque un momento feliz en tu vida, como pueda ser la niñez, de cara a romper una barrera inicial del consumidor con una marca, y hacerse más accesible para la venta.